Sólo las más aptas sobreviven

10 septiembre, 2012

Garfios, alguna cuchara, pinzas prensiles, motosierra en el gore, palos con remache en las piernas y muchas simulaciones de carne humana poco acertadas: el imaginario colectivo, asumásmolo, ha fracaso estrepitosamente imaginando prótesis para extremidades.

Hay un nicho de mercado claro en las prótesis temáticas. Que te vas al Eurovegas, cómprate el pack ludópata, con el barrilete para los dados, el posavasos para el siete y medio (no se atreverán a llamarlo Blackjack, que por menos de eso mira cómo salió Pepe Botella), que joder, las cartas se quedan en la mesa; el brazo escayolado para hacer la broma de Jaimito de cogerle el culo a las strippers, el ábaco lleno de millos para ir arrayando en la mesa de La Ronda, etc.

O para ir al futbol: el megáfono con dos botones, uno para cada insulto disponible (“árbitro, cuervo negro” y el recurso fácil “iolagrandizimaputa”), el mecanismo para abrir pipas, el tupperware para las lonchas de salchichón del bocadillo.

Que está todo inventado, dicen. Je.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: