Personal training

29 septiembre, 2012

(Otra idea rescatada de la fase anterior al plagio del Ultrashow escrito que aquí se pergeña habitualmente)

Dos amigos hablan sobre la sana afición de la cría de palomas mensajeras

– ¿Dónde coño está el mérito, si las palomas aprenden a volar solas y no les dan mapas ni ná?

– Todavía, si las entrenara el propio criador: “Ahora me haces 50 repeticiones del ala derecha”, “Venga, ahora el otro ala; tú, tú y tú, vayan entrenando con las anillas verdes como plomeras.

– No, no, poniendo nombretes: “Buchú y canela, al saco del millo a picar”.

– Mientras, dos pichones resabiados hablan al final del palomar: “Fa, yo me compro el ab-shaper y me pongo en forma en mi casita, tranquilito, viendo pasar los cernícalos”

NOTA DEL REDACTOR: También cabría incluir esa habilidad del palomero viejo de romper por el pescuezo a las palomas que él mismo ha diagnosticado como “enferma”. Así, sin especificar dolencia, como si diera igual un soplo en el corazón que una erupción cutánea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: